AVISO VERAN CAMBIOS EN EL BLOG, ESTAMOS TRABAJANDO PARA MEJORAR Y UNIFICAR CONTENIDOS. MIENTRAS TANTO PUEDEN SEGUIRNOS EN EL FACE.

sábado, 11 de abril de 2015

The hills have eyes (1977)

En esta obra del gran wes craven La familia carter se embarca en unas vacaciones por los estados unidos en busca de relajación, lo que no sabían es que su viaje del sueño se convertiría en una pesadilla viviente cuando deciden tomar un atajo a través del desierto. Es ahí cuando se dan cuenta que están perdidos en la inmensidad sin saber los peligros que estarían a punto de acecharlos durante una noche oscura y tenebrosa .Todo parece ir tranquilo hasta la aparición de una familia de malditos y dementes caníbales hambrientos con sed de sangre, quienes se encargan de desatar un infierno atormentando las vidas de sus pobres victimas en una lucha por la supervivencia del más fuerte y apto en un escenario violento y desgarrador donde la mente y la vida se encuentran en riesgo permanente.

CANÍBALES MIRONES-Por Juan DD TORRENT+SUBS
La película muestra gran contenido de violencia y les advierto, es poco el parecido que hay entre los villanos de esta película y los de su remake, ya que son más reales y están más emparentados con los aspectos psicóticos de los seres humanos que los del típico  grupo de mutantes en busca de alimento. Además presenta un hecho curioso de que los caníbales tienen los nombres de los planetas del sistema solar, tal vez craven se obsesionó en esta parte con la astrología. Pero ya dejando de lado eso, cabe resaltar que es un film para ver con mucha atención por que exhibe mucho de nuestra naturaleza a la hora de actuar bajo presión cuando la vida está en riesgo y más cuando es a manos de un grupo de dementes concebidos de la unión de un monstruo deforme de 2 metros de alto y de una sucia prostituta que vagaba en el desierto mientras este se encontraba se hallaba necesitado. Así que los amantes del terror puro pueden verla y sacar sus conclusiones respectivas, pásenla bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario