AVISO VERAN CAMBIOS EN EL BLOG, ESTAMOS TRABAJANDO PARA MEJORAR Y UNIFICAR CONTENIDOS. MIENTRAS TANTO PUEDEN SEGUIRNOS EN EL FACE.

sábado, 26 de marzo de 2016

UN MILLON DE AÑOS A.C

Perdida en una góndola del video club encontramos a Raquel Welch con poca ropa y viviendo entre enormes dinosaurios y lagartos.

Un millón de años antes de cristo las cosas eran realmente jodidas, era complicado vivir en esos tiempos remotos donde le lenguaje recién se asomaba y la supervivencia del más apto era la única ley que existía. Si vos sos uno de los que te quejas de la inflación o la inseguridad, limpia los cabezales de la video casetera, ponete el taparrabo y mírate esta película pensando en tus antepasados que tenían que luchar contra lagartos gigantes en stop motion  y piedras de tergopol para llegar a fin de mes.
En una tribu perdida dentro de una cueva existe un clan donde su viejo líder y sus dos hijos se disputan el poder para ser el más pistola del grupo y quedarse con el poder y las minitas (Bueno tampoco es que las cosas hayan cambiado mucho). Así Tumak el más joven de los herederos es expulsado a su suerte al inhóspito desierto donde se topara con muchos peligros como dinosaurios, lagartos, tarántulas y tortugas marinas ¿? Gigantescas!.
Pero por suerte va a dar con la tribu gringa de Loana, un grupo un toque más civilizado que el resto de la fauna humana del lugar que le enseñara a cazar y a hacer otras cosas raras como bañarse. Pero a Loana le cebo la animalesca personalidad del nuevo cavernícola y juntos trataran de retornar y destronar al pitoduro y maléfico hermano de Tumak , enfrentando no solo a este, sino también a cuando bicho prehistórico y peligro se aparezca en su camino.
Una película de 1966 llena de aventuras y efectos especiales espectaculares que algunos recordaran de ver algún domingo a la tarde en la tele o con suerte en la matine de algún cine de barrio, pero por sobre todas las cosas es mantenida en la memoria por tener de protagonista fémina a una amazónica Raquel Welch con poca ropa.
La película es una distopia total, una fantasía prehistórica imposible donde el hombre convive con gigantescas criaturas que no existieron en el mismo periodo histórico, pero aporta mucha aventura a la película que prácticamente tiene 3 diálogos locos realizados por un narrador en off al comienzo de la cinta. Por esto la historia se mantiene firme con sus grandes efectos especiales de la época con el gran Ray Harryhausen y sus dinos en stop motion, mas alguna perspectiva forzada y lagarto o tarántula agrandada para la ocasión.
Las gestuales actuaciones de los actores aportan mucho al prehistórico relato que viéndolo hoy día irónicamente no ha envejecido demasiado con el paso del tiempo y las grandes producciones audiovisuales pochocleras actuales.

1 comentario:

  1. Ah, entonces la frase 'Hace como un millón de años', surgió de ahí? He.
    Me acuerdo de la gran pelea entre el triceratops [gracias Jurassic Park] y lo que parece un T-Rex. Todavía tengo esos fotogramas en mi cabeza, del mismo modo que a la aventurera Raquel Welch. Ella estableció un estándar [de busto] dentro del cine para las mujeres, y es una lástima por lo posterior porque después de esta película se dedicó más al cine de drama, paso previo por el western, pero antes de OMY B.C, Raquel nos dejó duros [¿?]con El Viaje Fantástico, que no será 2001 OD pero fue muy buena. Junto a Claudia Cardinale y Sophia Loren la trinidad del pecado! He.
    Una película inolvidable, como lo fue el gran Ray Harryhausen y su arte. Como para verla un domingo en la tarde mientras nos tomamos un café con leche y medialunas de jamón y queso.

    ResponderEliminar