AVISO VERAN CAMBIOS EN EL BLOG, ESTAMOS TRABAJANDO PARA MEJORAR Y UNIFICAR CONTENIDOS. MIENTRAS TANTO PUEDEN SEGUIRNOS EN EL FACE.

sábado, 20 de mayo de 2017

CLASS 1984

Volvemos a la escuela de la mano de Mark L. Lester.


EL VERDADERO BREAKFAST CLUB. Por Juan DD

En el año 1982 de la mano del director Mark L. Lester ( quien ya conocemos en el videoclub por su película showdown in Little tokyo), nos relata la historia de un profesor de músico llamado Andy Norris que llega a una nueva escuela para laborar, como es costumbre muchas cosas al principio parecen ir normal hasta que se topa con un grupo de pandilleros punk que rigen la escuela y aterrorizan a los demás, es tanto su control sobre las aulas que tienen un mercado de estupefacientes establecido en este lugar. Guiado por su código ético y laboral Andy decide hacerle frente a estas escorias sin saber que sólo se le iban a desencadenar un montón de problemas, los cuales incluso llegan a atentar contra su vida, debido a que Peter Stegman, el líder de los punk es un completo sociópata que manipula a todos para que el señor Norris siempre quede como el culpable ante cada situación que viven. Sin mencionar los casos de extrema violencia que invadirán la vida de los protagonistas conforme se desarrolle esta. En conclusión todo es un completo desastre y las escenas fuertes no serán omitidas a la hora de ofrecer un poco de entretenimiento al espectador.
Para ser una película de los 80 me atrevería decir que estaba muy adelantada a su tiempo, debido a lo que exhibe, la problemática social que se vive en las escuelas, los grupos de ese mismo aspecto social que conforman la población estudiantil dan como una cruda mirada de la realidad que se puede estar viviendo actualmente donde muchos centros educativos están podridos, la película te muestra todo esto al enseñarnos escenas donde predomina el consumo de drogas, los enfrentamientos pandilleros, escenas donde la dignidad se vende por consumir un poco de paco para pasarla bien. Otro aspecto que muestra el film es el del porte de armas en las instituciones, hoy en día no es raro ver detectores de metales en algunos de estos lugares precisamente por ese tipo cosas, en sí es una película que hace pensar mucho sobre toda esa mierda que se tiene que vivir como estudiante en un ambiente hostil donde los más fuertes utilizan su poder para imponer reglas que atropellan los derechos de otros hasta el punto de incluso pasar por encima de la ley que los rige. Pero sin duda cabe destacar el amplio y buen desarrollo que tiene la historia para mantener al espectador pendiente de cada movimiento. Ideal para disfrutar una tarde luego del trabajo y ver un poco más lo que muchos ignoran cuando se asiste a ese campo de batalla que muchos llaman secundaria. Por último hay que mencionar el gran soundtrack que tienen a cargo de la leyenda Alice Cooper que hace una pequeña referencia a ese futuro que se espera si no cambian las cosas dentro de ese ambiente de libido y violencia que padecen los jóvenes en la sociedad actual. Y bueno, también hay que agradecer al amigo Ywing que en su momento la recomendó.


3 comentarios:

  1. Lástima, che, nací en el 83...

    Hay otra parecida que se llama Clase 1999, ¿puede ser?

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
  2. Esa es una secuela... que tiene ciborgs!

    ResponderEliminar
  3. Ah, ok, no sabía.
    Si, los profesores eran los ciborg, ¿no?

    ResponderEliminar