sábado, 21 de octubre de 2017

CINE DE EXPLOTACIÓN Parte 2

Un clásico del cine de artes marciales que nació como película de torneo y paso por todas las ramas de la disciplina, karate, full contact, ninjas, shao lin, peleas callejeras y un largo  etc., pero sin perder su espíritu de videoclub choice...


RETROCEDER NUNCA, RENDIRSE JAMAS, LA SAGA... 
O VENDIENDO HUMO EN EL VIDEOCLUB. Por Pipo Choco
Cerrando de alguna manera lo que empezamos con la reseña del cine de explotación de Bruce Lee, no podemos dejar de nombrar este clasicon que es todo un caso en si mismo. Puesto que empezó como una pseudo copia de karate kid agregando la insolita idea de aprovecharse de la memoria del buen Bruce. Pero la cosa no quedaria ahi ya que debido a su éxito en el formato hogareño, los inescrupulosos distribuidores empezarian a agarrar cualquier film de artes marciales y endosarle el nombre "Retroceder nunca, rendirse jamas" como si de otra secuela se tratara (quien no cayo victima de continuaciones truchas en el videoclub). Cosa que se mantuvo inclusive hasta este milenio, pero veamos un poco la cosa en detalle...

NO RETREAT, NO SURRENDER (1986)
La primera y la mas famosa. Al comienzo podemos ver a un profesor de karate acosado por unos mafiosos obligandolo a que les pase una cometa para poder enseñar en la ciudad, claro este se niega y sufre la destrucción de su pierna por un Van Damme haciendo de un villano ruso durisimo. El tipo totalmente cagado decide cerrar su local y mudarse con su familia a Seattle. Allí su hijo sigue entrenando a escondidas mientras le reza a Bruce Lee. A partir de acá hay mas o menos una hora de película donde no pasa mucho, solo un rollo onda karate kid donde lo joden al pibe y este llorando va a pedir ayuda en la tumba de Lee. Y entonces una noche empieza la falta de respeto... aparece el espiritu de Bruce para ayudar al pibe (interpretado por un actor que es menos parecido a Lee que el chino del supermercado). A la par vemos el regreso de los mafias para extorsionar al hermano de la novia del chambon, que enseña kickboxing en la ciudad. Deciden definir el futuro de la ciudad en un torneo donde Van Damme solo caga a palos a todos los luchadores, claro hasta que el discípulo de Bruce Lee se hace presente en una secuencia que hace valer todo el tiempo de espera y que la volvió un clásico hasta el día de hoy.

NO RETREAT, NO SURRENDER 2: RAGING THUNDER (1987):
Un año después tendríamos esta supuesta secuela que no tiene nada que ver con la original. Hay otro protagonista, quien viaja a Vietnam a visitar a su novia pero esta es secuestrada por ser hija de alguien poderoso (no queda del todo claro esto) por unos rusos que pretendían pedir rescate. El viejo de la mina se pira sin importarle nada asi que todo depende de nuestro héroe que obviamente es karateca. Después de pedirle ayuda a su amigo que es un traficante local y a Cynthia Rockthorn que es lo mas destacado de la película aunque tiene pocas peleas, se embarcan a la selva y todo se resuelve como una de acción normal de la época sin muchas peleas y mas tiros a lo Rambo o Chuck Norris mas bien.


NO RETREAT, NO SURRENDER 3: BLOOD BROTHERS (1990):
En esta se repite uno de los protagonistas de la anterior pero haciendo otro personaje. La historia va de dos hermanos que no se llevan bien, uno de la CIA al igual que su viejo y el otro un arte marcialista. Una noche unos ninjas asesinan al padre de los dos por lo que cada uno busca venganza por su parte. La cosa es que los dos buscan a un mafioso llamado Franco que es una versión bizarra de Roy Batty, quien esta metido en una confabulación para asesinar al presidente Bush. Ahora los dos ya juntos y ayudados por una mina parecida a Jeniffer Lopez deberán frenar a Franco, que es tremendo peleador, y salvar al presidente de paso. Esta tiene mejores luchas que la anterior, sobretodo la final que es imperdible. 


Hasta aquí llegaría el cannon oficial, ya que las que siguen no llevan en realidad el titulo de "retroceder nunca, rendirse jamas"; sino que se lo endosaron en el vhs.

THE KING OF THE KICKBOXERS (1990):
Conocida como retroceder 4, va de que un campeón de kickboxer asesina a todos sus rivales y los filma para mofarse después. Una de sus victimas es hermano del prota, quien prepara su venganza con tiempo, entrenándose para ser una maquina de matar y uniéndose a la policia, pues sabia que tarde o temprano lo iban a mandar a Tailandia en alguna operación encubierto y llegaría el momento de romper cabezas. 
Esta tiene muy buena peleas y es mejor que las otras secuelas.






AMERICAN SHAOLIN (1991): 
Acá ya se hace un quilombo porque esta a veces es nombrada como la 4 pero como es posterior es mas correcto decir que es la quinta a pesar de que también es conocida como el rey de los kickboxers 2. 
La historia trata sobre un peleador que en un torneo es tremendamente humillado en la final, por lo que le quedan solo dos caminos... el suicidio o irse a China a aprender con monjes Shaolin. Obviamente se va al templo y entrena con unos monjes que parecen mas unos ninjas que unos shaolin, lo importante es que aprende todo menos la filosofía pacifista así que decide volver y vengarse con toda la violencia posible. 
De esta hay que decir que tiene las mejores secuencias de entrenamiento de toda la saga.

ONLY THE STRONG (1993):
La 6. En esta un ex combatiente que vivio mucho tiempo en Brasil regresa a su pueblo donde enseña artes marciales en una escuela. Pero nota que narcotraficantes hacen estragos en el lugar y amenazan la vida de sus estudiantes por lo que deberá hacer justicia a mano propia al "capoeira style". 
Resulta interesante ya que este estilo marcial no se ve mucho en el cine, ademas de la historiade alumnos rebeldes que suma dentro de todo.
Cabe destacar que al salir la película Bloodsport de Van Damme se comercializo en algunos lugares como retroceder 3, por lo que la numeración de la saga sufrió mas despistes todavía. A esto hay que sumar que en el 2008 salio una trilogía de películas llamada Never Back Down, que en algunos canales de televisión malintencionados le pusieron otra vez Retroceder nunca, rendirse jamas... y yo caí de nuevo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario